La hidroterapia o terapia acuática, es un método terapéutico en donde se emplean conocimientos fisioterapéuticos de rehabilitación y biomecánica en conjunto con diversas técnicas de tratamiento que sacan el mayor provecho de las propiedades y bondades que nos ofrece el medio acuático.

Las sesiones de hidroterapia o terapia acuática se realizarán en función de las necesidades que se deban cubrir de manera personalizada para cada paciente posterior a su evaluación, ya que como todo proceso de rehabilitación no es una técnica generalizada, sino que debe adaptarse a la persona, la patología y la sintomatología.

Es importante entender que la hidroterapia es un complemento del proceso de rehabilitación, por lo que además, fuera del medio acuático también pueden emplearse más técnicas que permitan alcanzar una mejor eficacia del tratamiento.

¿Cuáles son las bases o fundamentos de la hidroterapia?

La hidroterapia, cumple con ciertos fundamentos o bases científicas que la hacen ser considerada un magnífico método de tratamiento o rehabilitación. Además nos permiten entender mucho mejor la acción que tiene el agua en este proceso. Gracias a la excelente capacidad de conducción de calor del agua y absorción, generamos una estimulación térmica que conjugado con las fricciones, masajes, y cepillados que se logran en el agua, producen una vasodilatación que favorece a la circulación sanguínea.

Beneficios de la hidroterapia

  • Favorece a la respiración.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Produce un efecto de relajación en los músculos e incluso una relajación mental del paciente.
  • Produce un efecto analgésico gracias a la vasodilatación y el efecto de relajación.
  • Disminuye las contracturas musculares.
  • Contribuye a mejorar el sistema inmunológico.
  • Reduce el impacto de los movimientos en las articulaciones.
  • Favorece el equilibrio y la propiocepción.
  • Permite aumentar la fuerza muscular
  • Facilita los movimientos y además permite alcanzar mayor rango en ellos.
  • Disminuye la sensación de miedo y ansiedad del paciente hacia la terapia.

Indicaciones de la terapia acuática o hidroterapia

La terapia acuática será de gran beneficio en innumerables patologías que perjudiquen el correcto funcionamiento del aparato locomotor, entre las cuales destacan:

  • Esclerosis Lateral Amiotrófica
  • Fibromialgia
  • Artritis
  • Atrofias musculares
  • Enfermedades con alteración del equilibrio y la coordinación
  • Patologías mecánicas
  • Patologías vasculares
  • Esclerosis múltiple

Si tienes alguno de estos padecimientos le recomendamos realizar Hidroterapia, en Aquanautas contamos con teraputas especialistas con mucha experiencia dispuestos a ayudarle según su caso.

 

Conozca nuestros programas