Dicen que los bebés deberían tener la oportunidad de nadar desde su nacimiento y en Aquanautas coincidimos con la idea.

La natación estimula el desarrollo y el crecimiento del cerebro en esta etapa tan importante. Al moverse en el agua se le da la oportunidad de desarrollarse físicamente, en “tierra” le cuesta más realizar movimientos.

Ayuda a crecer a tu bebé con la natación

Los bebés necesitan empezar a moverse en los primeros días y semanas de vida porque, aunque ellos pesan menos no saben moverse y la natación le permitirá aprender a hacerlo y aumentar su peso corporal.

Como han estado nadando en el útero, la natación es una de las habilidades y funciones cerebrales más sofisticadas que traen desde que nacen.

Por su parte nadar es una manera con la que se estimula sensorialmente al bebé y se le da la oportunidad de que crezca su cerebro, eso sí, se deben dar oportunidades y estímulos apropiados para que tanto bebé, mamá y papá disfruten del proceso. Para esto es necesario tener ayuda de un especialista en estimulación temprana y natación.

Qué otros beneficios le pueden dar al bebé:

  • Se desarrollan con mejor fortaleza física y coordinación, lo que mejora su habilidad para arrastrarse y gatear.
  • Su respiración se vuelve más profunda, regular y madura. Esto le ayuda a emitir sonidos, mejorar su desarrollo de comunicación y lenguaje general.
  • Adquiere confianza, felicidad y salud.
  • Se siente más seguro estando en el agua.

Con forme pasan los años y el niño continúa con sus clases de natación, este deporte no será algo complicado para él. Aprenderá a tenerle respeto al agua y le dará confianza ante otros niños y ante cualquier situación en la que deba enfrentar una piscina o el mar.

Definitivamente nadar será toda una aventura para ustedes y su bebé pues todos los experimentos de movilidad que hará fuera del agua será mejor que los haga nadando para que posteriormente no le cuesten los movimientos.

Conozca nuestros programas